domingo, 13 de diciembre de 2009

21 kilómetros y pico: Fene-Ferrol-Narón-Neda-Fene

Imáginate...acercándonos al objetivo...Antonio a mi lado...Lestrove se queda atrás...Daniel Bargiela justo delante...sabía que no podía pasarle pero mantengo el puesto...caen unas gotas de lluvia...el tiempo va pasando...por fin puedo ver el final...Daniel Bargiela llega justo delante de mí, tan sólo a unos segundos...y por fin llego a la mesa donde me entregan el dorsal y los imperdibles para ponerlo. Hubiera sido bonito que estuviera narrando la llegada a meta pero esto sólo era la recogida de dorsales.

Empieza la crónica...

Mis últimas dos semanas de entrenamiento fueron penosas. La semana pasada hice 8 km y la anterior otros 8 km. Y hoy, ni corto, ni perezoso, me he metido una media maratón entre pecho y espalda. El resultado ya lo puedes suponer: ¡horrible! peeeero... según comentarios oídos/leídos y mi comprobación en Google Earth, la media medía, como mínimo, 400 metros de más por lo que los 21097 m los pasé en 1h51'. Así que no estuvo tan mal.

Antonio y yo llegamos a Fene siguiendo la voz de «Madrileño chulo» del Tom-Tom. Nos echamos unas risas por el camino. Perdimos mucho tiempo buscando donde aparcar. Cuando nos acercamos al pabellón de A Xunqueira vimos una enooooorme fila para recoger los dorsales. Por suerte, el gran Lestrove estaba por allí diciendo que los de chip amarillo teníamos una fila más pequeña. Justo delante de nosotros estaba Daniel Bargiela, como un popular más. Saludamos (a alguno sólo lo vimos cuando estábamos dando vueltas con el coche) a un montón de conocidos pero me vas a permitir que a la mayoría los nombre por sus «nicks»: Lubo, Jotaeme (¡aúpa equipo!), Manwe, Marola, Cheetos, Antonio Martínez de Panadería D'Osedo, Lestrove, Pipe (por fin nos dimos el abrazo), Oscar Running, Jabelo, Lentoperosejuro, Picapiedra, Piti, Estremeñeiro, JesúsB(ernal) que no corrió pero estaba animando, Fleky, Gallego, KrrKrrktpllo, Woopi, Mandrágora y otros más que no recuerdo.

La salida me pilló desprevenido. ¿Ya? ¡Pues vamos! Los primeros kilómetros los hice codo con codo con Woopi. Nada más salir, nos metieron a dar un par de vueltas entre unos edificios y los gacelos no tardaron en doblarnos. Al llegar al Puente de As Pías yo ya estaba desfondado y le dije que siguiera, que yo iba a bajar las pulsaciones. Poco más me duró el control de las pulsaciones porque a los dos o tres kilómetros, el pulsómetro empezó a registrar lecturas rarísismas y poco después la pila se murió. Entramos en Ferrol y confirmé que estaba en la cola de la carrera por lo que oí comentar a unos ciclistas de la organización. En la Escuela Naval nos recibieron con aplausos.

Llegué a la carretera de Castilla, que es laaaaarga y llena de toboganes. Cuando iba por el kilómetro 8 empecé a sentirme bien. Ya había calentado, no sabía cómo iba de pulsaciones y no quise mirar la velocidad en el Forerunner. Sentía que iba a mi ritmo natural mientras iba adelantando a otros corredores. Había poca gente animando pero ponían mucho entusiasmo. Alguien leyó mi nick en la espalda y hizo un comentario en voz alta acerca del mismo y de los mensajes que llevo en el foro de Correr en Galicia. Un guardia civil se quedó mirando para mi espalda y después aceleró con la moto para verme la cara ¿¡Qué habré hecho!? Poco después, vi a un hombre de la organización que iba cantando en una grabadora de mano los dorsales de los que íbamos pasando. En el kilómetro 14 tomé un gel y me derrumbé. Me sentó fatal. Mantuve a duras penas un ritmo para llegar dignamente. El último kilómetro se me hizo larguísimo. Recuerdo que adelanté a Mandragora en algún momento y que tuve que controlar la velocidad porque me vino un amago de arcada seca. Por fin llegué a meta entre los ánimos de los conocidos y amigos. Antonio llevaba 15 minutos esperando por mí. Cogí un agua, una camiseta, y nos volvimos para el coche. Cuando nos estábamos marchando, tuvimos el placer de ver unos ojos de un azul profundo rodeados de una capucha que le tapaba casi toda la cara. Era María Jesús Gestido, que había quedado segunda, detrás de Mª Yolanda Gutiérrez. Chus Valiño llegó quinta. La clasificación absoluta la lideró Lolo Penas y Daniel Bargiela quedó cuarto.

Con ésta, he cerrado el ciclo de los cuatro ayuntamientos por los que pasa la media. Es como el misterio de la santísima trinidad: cuatro medias en una pero una sola media verdadera. La que más me gusta, sin duda, es la que sale de Ferrol, seguida de la de Narón.

Ahora comienza una nueva aventura. La semana que viene empezaré a preparar el Maratón de MADRID 2010. Había pensado en empezar el 7 de enero, como los otros años, pero creo que las vacaciones son una época estupenda para empezar. Además, he conseguido bajar dos kilos y el entrenamiento me ayudará a no ganar peso durante las pantagruélicas comidas y cenas de Nochebuena, Navidad y Fin de Año. Aún tengo que bajar, como mínimo, 7 kilos más.

7 comentarios:

Xosé Manuel Meijome dijo...

Hey meu, que mágoa non cadrar antes da saída con tempo. Eu desta tiven que sair pitando de volta.

Ti xa sabes que o corpo dunha persoa adestrada sempre conserva algo..pero hai que cultivalo, vémonos.

Oscarunin dijo...

apenas nos vimos, pero al menos nos vimos, prepara bien ese gran objetivo, a mi por desgracia aun me queda mucho para plantearme esa gran hazaña que tu repetiras (maraton).
POr cierto muy bueno el comienzo de la cronica.
:)

banderas dijo...

Al final empezaste la crónica como habías dicho... Je!Je! Te quedó logrado.¡Cuidao con la obra!.Siento que te sentara mal el gel famoso... Al final de la zanja gira a la derecha pero si no lo habías probado antes no es de extrañar que tenga efectos raros. Bueno, ahora que ya tienes a la santísima trinidad en la buchaca a por MAPOMA. Yo este año espero poder acompañarte (aunque sea en la salida).Aparta al valla y aparca ;-)

Maloquesoy dijo...

7 kilos.
Esperemos no subirlos en estas navidades.

Animo.

khene dijo...

Kand, sí que foi unha mágoa. Eu tiven un colega aterido de frío esperando por min na meta e tamén marchei con prisa.

Óscar, pensé que te iba a ver durante el calentamiento pero no pudo ser. Para la próxima.

Banderas, meu. Creo que voy a dejar en el Tom Tom la voz de «Madrileño Chulo». Debe de ser divertidísimo ir con esa voz por la capital.

Maloquesoy, un día de estos te contaré con pelos y señales el Boeuf Bourguignon que le preparé a mi madre por su cumpleaños, regado con un Chateaunef-du-Pape. De entrantes, Vol-au-vent de setas a la crema de queso, algo de marisco, y otros platillos difíciles de describir en pocas palabras. De postre, Tarta de Té de El Molino (Vigo) y una botella de Recaredo (dios mío, creo que estoy babeando).

Grimo runner dijo...

Hola compañero, tengo en mi blog un detallito para tí. Un abrazo.

Antonio Martínez dijo...

Efectivamente houbo "medias" mellores. Foi un pracer saudarte e poñerte "cara". Vémonos no Burgo e tal vez no MAPOMA.