viernes, 19 de septiembre de 2008

Cosas que no me gustan del Micoach

Ya he dedicado bastante tiempo a las virtudes del micoach. Ahora voy a dedicarme a los defectos. Lo siento mucho, muchachos de Adidas, dejad de construirme la estatua que ahora viene «la parte contratante de la segunda parte».


Lo primero, y lo más negativo, es la fundita/brazalete para llevar el khenéfono. Para cerrarlo es un auténtico coñazo. Es un brazalete abierto para cerrar con velcro. Para tensarlo un poco es complicadísimo, salvo que uses los dientes. Y si no lo tensas bien, al moverse te va cantando tu velocidad, pulsaciones, etc, cada 10 segundos. En segundo lugar, es muy complicado meter el teléfono en la funda del brazalete cuando ya lo tienes colocado. En vez de ser un brazalete con un bolsillo hacia afuera, el bolsillo va entre las dos capas de tela, por lo que tienes que presionar contra el brazo para guardar el móvil. Para que no se mueva mientras corres (por el motivo arriba apuntado), el bolsillo es muy justito, con lo que se complica todavía más la operación. Para terminar de cagarla, en vez de ponerle un cierre de velcro, se lo han puesto de cremallera. Cada vez que tengo que guardarlo, sufro al ver la pantalla rozar contra los dientes de la cremallera. Si no lo haces con extremo cuidado, los botones se van pulsando y, algunas veces, he tenido que volverlo a sacar porque me había desconfigurado algo. Ya sé que la solución está en guardarlo primero y después colocarlo, pero todavía es más complicado. Y si tienes que coger el móvil durante el entrenamiento, te va a costar un huevo (u ovario) volverlo a guardar sin tener que parar. Yo he tenido que dejarlo a un lado y utilizo mi maravilloso brazalete de Nike.

Tengo que dar la razón (en parte) a los que hablan de problemas de calibración. En mi caso estoy tratando de modificar la pisada y, entre eso y que llevo los cordones un poco flojos, he perdido en parte la calibración. Ahora tengo un error de un 10%. Lo bueno es que siempre me da el mismo error, por lo que es más achacable a factores míos que a problemas del sensor. Este fin de semana ataré bien los cordones y lo calibraré de nuevo.

Puedes recibir llamadas mientras estás entrenando pero todavía no he descubierto cómo hay que hacer para llamar mientras entrenas.

Si se me ocurre algo más actualizaré este post.

2 comentarios:

hakeen dijo...

Hola, solo queria felicitarte por toda tu explicación, porque me ha servido para valorar mejor el khenéfono. Sinceramente esta pensando en comprar la versión de nike con el ipod, pero por lo que explicas, a parte de mas barato, es que es mejor. ¿tu que piensas?

khene dijo...

Aprovechando que tenía un IPod Mini, yo también había sopesado la posibilidad de comprar un sensor de Nike por 25 euros. Pero, comparado con el Micoach, el Nike+IPod no tiene color. Puedes descargarte entrenamientos (de momento sólo en inglés) de grandes atletas pero es como si escucharas un audiolibro. El Micoach te organiza los entrenamientos (diarios, semanales y mensuales) y te va indicando la intensidad que debes llevar en cada uno en función de tus pulsaciones.

Después de comparar los dos sistemas (en realidad comparé todos los sistemas que pude) me quedo con el Micoach.

Un saludo y gracias por leer este blog ;-D