martes, 8 de marzo de 2011

Seis semanas

Tenía previsto publicar un post-ladrillo acerca de las sensaciones durante los entrenos pero, graciosamente, he cedido ante la insistencia de mi sentido común y su temor a las posibles represalias en forma de denuncia por tortura psicológica por parte de los que leéis este blog. Así que me he plantado y me he puesto a pensar: «Y, ahora, ¿qué le cuento a esta gente?». Mi vida, tanto la atlética como la cotidiana, es bastante monótona y aburrida. ¿Qué le diría a un amigo al que no viera desde hace un par de meses y que me preguntara cómo llevo lo del maratón?

Pues nada, «meu» (o «miña»), que sigo entrenando. No tanto como quisiera pero espero que sea suficiente. Empecé a seguir un plan de 3h30' hasta que me di cuenta de que era demasiado para mí. Hay que ser realista. Lo cambié por otro más suave y lo estoy llevando bastante bien, con mis días mejores y mis días peores. Esta semana flojeé bastante. Pensaba ir a correr la Carrera de Padrón pero, por problemas logísticos me fue imposible. Se estropeó el coche casi cuando iba a salir y no me quedó tiempo para encontrar una alternativa de transporte. Al final, ni siquiera salí a correr pensando que sería mejor ir el domingo por la mañana a hacer un rodaje largo.

El domingo tampoco pudo ser. Tenía varias cosas en casa para arreglar y, cuando me di cuenta, se me había ido la mañana. Por la tarde fui con la familia al monte de San Pedro a tomar el aire (tomamos mucho, porque hacía un viento de narices) y volvimos al anochecer. Ya era tarde, al día siguiente tenía que madrugar y dejé para mañana lo que podía hacer hoy, que es lo mismo que decir que pensé, iluso de mí, que el largo lo podría hacer el lunes.

El lunes, tras quedar «desmotorizado», nos fuimos andando al centro de Coruña. Al caer la tarde no podía con las piernas. No lo entendía. Sólo habían sido 9 kilómetros. Las piernas, entre rodilla y tobillo, me dolían mucho. Para más inri, tenía ¡una ampolla! Mi chica no se rió de mí pero le brillaban los ojos con una mirada burlona. En esas condiciones no podía salir a correr. Así que di por cerrada (¿perdida?) la semana con 33 kilómetros completados, y empecé la nueva semana. Me sentía derrotado a falta de un mes para el Mapoma. Pero, viendo el plan de entrenamientos me llevé una alegría. No faltaban sólo 4 semanas, ¡faltan 6 sermanas! ¡Guay! Todavía puedo terminar bien la preparación aunque ya he gastado todos los «comodines». No puedo permitirme ningún lujo más y tengo que seguir el plan a pies juntillas.

Hoy por la mañana estuve haciendo más arreglos/chapuzas en casa. Por la tarde saldré a rodar 65 minutos, tal y como indica el plan. Me da una cierta serenidad, sosiego y tranquilidad de ánimo la decisión tomada de no continuar siguiendo los entrenos con retraso y de seguir el plan de una manera equilibrada y estructurada. Físicamente me encuentro bien. Con sobrepeso pero bien. Si el maratón fuera mañana iría a correrlo. Durante las seis semanas que faltan para el 17 de abril, voy a seguir el plan al pie de la letra. El objetivo es disfrutar de los primeros 42 kilómetros del maratón :-D 

Lo del paseo de los 9 kilómetros me ha dado que pensar. No me cansó la distancia, sino las horas que estuve andando (al ritmo de los niños, que aguantaron como campeones). De igual manera, supongo que cuesta más estar corriendo 4 horas que tener que recorrer 42 kilómetros. Por cierto, me faltaba un detalle mapomero pero eso queda para un próximo post  ;-D

4 comentarios:

banderas dijo...

Pues yo estoy siguiendo el entrenamiento casi al pie de la letra y espero resultados. Ayer me salté "60 minutos fáciles" que haré hoy... se supone que son para soltar las piernas del rodaje de 30 km. que me metí el domingo por la mañana... así que tampoco es que me lo haya saltado de todo ¿no? Eso sí, mañana tocan series cañeras. Arff!! Arff!!

Unha aperta, meu ;-)

khene dijo...

Yo no espero resultados. Yo espero ser capaz de llegar dignamente a la meta ;-D

Tú ya conoces mis horarios y que el tiempo que dedico a entrenar lo quito de estar con mi chica y mis niños, que son mi mayor prioridad. Cuando me jubile, ya intentaré bajar de 3 horas en maratón XD

Espero que tus entrenos vengan acompañados de los resultados deseados. Un abrazo, meu :-D

Pedro dijo...

hola meu ,para mi es lo mas dificil , el poder entrenar para , mira lo que me paso a mí , iba muy preparado y no pude con el objetivo ,yo en tu caso descartaria ningun objetivo a estas alturas , no creo que tengas problemas para acabarla ,haz fuerza y algo de gimnasio , y deja los rodajes largos.
mucho animo paco.
pedro.

khene dijo...

Por lo que estoy viendo, llevo bien los rodajes y los ritmos. Ayer hice series: 3 x 4000 y cumplí los ritmos indicados, entre 160 y 170 PPM. En total fueron 19 kilómetros, en 1 h 45'. Este domingo haré un par de horas de rodaje dominical ;-D

Gracias por los ánimos :-D