sábado, 26 de septiembre de 2009

Causa y Efecto

El otro día, una vecina le contó a mi chica que tenía a la niña con gastroenteritis. Ya sé que es una palabra muy chula: «¡GASTROENTERITIS!». Hasta impone respeto. No soy médico ni tengo relación con la sanidad pero sé que en realidad la gastroenteritis es el efecto. Lo que posiblemente tenga la niña sea una gripe (A, B, J o X), cuyos efectos son fiebre, malestar general, diarrea y dolor de cabeza, o combinación de todos o parte de ellos. Y, ¿qué es la gripe? Un virus, la causa. ¿Y cuales son los efectos de los virus? Pues fiebre, malestar general, diarrea y dolor de cabeza, o combinación de todos o parte de ellos.


Pero, claro, a la gente le asusta no poder medir, cuantificar o nombrar algo. Nos asusta lo desconocido. No te asusta correr un maratón. Te asusta no saber si podrás llegar, si vas a pinchar en el kilómetro 30 o si la vieja lesión se va a agravar. En pocas palabras, te asusta lo que no conoces. Volviendo al tema, si el médico le dijera a mi vecina, «Señora, su hija tiene un virus», la respuesta lógica de mi vecina sería una pregunta: «Y, ¿qué virus tiene?», a lo que el pobre galeno no tendría respuesta y dejaría a la señora con un desasosiego en el alma por si su hija tiene el Ébola, el Dengue o un virus diseñado por laboratorios secretos del ejército americano.

En nuestro mundillo de corredores, también confundimos la causa con el efecto. Como decía el difunto Paco Umbral, «He venido aquí a hablar de mi libro», por lo que yo voy a escribir sobre mi tendón de Aquiles.


Un día llegas a casa y, al tocar el tendón de Aquiles, notas dolor. Si no lo tocas no pasa nada pero si lo aprietas un poco sientes un dolor punzante. Lees un poco sobre el tema y le aplicas lo que te recomiendan: Hielo, AINE (AntiInflamatorios No Esteroideos), (compresión no, que duele), estiramientos, reposo... ¿¡Reposo!? ¿¡Cómo que reposo!? ¿Que no puedo correr por una molestia en el tendón de Aquiles que no me molesta al entrenar? ¿Y la media que voy a correr dentro de 3 semanas? ...Y nos hinchamos de Ibuprofeno, estiramos bien, hacemos algunos ejercicios que nos hacen más mal que bien y le aplicamos hielo después de los entrenos (o las bolsitas esas de calor/frío). ¿Te suena?

Como decía al principio, no tengo ninguna relación con la sanidad pero lo que si podemos usar es un poquito el sentido común y pensar en la pierna como un mecanismo. El tendón de Aquiles conecta el talón con los gemelos y el sóleo. El reparto de carga es del 50% (ya sé que el reparto es 48/52, pero es un dato no significativo). Nos dicen que, cuando corremos por superficies duras, los tendones de Aquiles sufren más. También leemos sobre la tremenda carga que soportan al correr (creo que son tres veces el peso del cuerpo) pero hay algo que no me termina de encajar.

El tendón es un cordón ligeramente elástico. Empieza plano en los músculos y termina como cordón en la inserción en el calcáneo (como mola lo de la «inserción en el calcáneo». Ayer le dije a mi jefe que tenía machacados el tríceps sural y el hueco poplíteo de estar todo el día de pie y teníais que ver la cara que le quedó). Todos sabemos que un estiramiento de tendón, cuando supera el límite de elasticidad no se recupera nunca. Muchas veces hay que recurrir a Van Steel (que es como le llaman algunos cirujanos al bisturí) para corregir el problema. El sentido común nos dice que si atamos una cuerda ligeramente elástica, como las cuerdas dinámicas de escalada, a una goma y tiramos, lo que se estira es la goma. En el juego del tendón de Aquiles con el músculo, el tendón es la cuerda y la goma son los gemelos y el sóleo. Ahora, empezamos a ver la luz. Lo que tira del tendón de Aquiles son los músculos. ¿Qué relación tienen, entonces, con la dureza del pavimento?

Yo soy un corredor normalucho tirando a malo, con sobrepeso y muy lento (con permiso de Miguel Ojordo). Cuando corro, talono, que quiere decir que apoyo primero el talón y después el resto del pie. Los corredores de élite no talonan. Cuando voy corriendo, en el momento de apoyar el pie en el suelo, lo primero que apoyo es el talón. ¿Qué le pasa al tendón de Aquiles en ese momento? La lógica nos dice que no tendría por qué estar sometido a tensión, sino que estaría sometido a una compresión. Entonces, ¿por qué sufre el tendón? Sufre porque los músculos se contraen y tiran de él. Y, ¿qué tiene que ver lo que tira el músculo con la dureza del suelo? Que cuanto más duro es el suelo, los gemelos y el sóleo se contraen con más rapidez, con lo que el tirón que le pegan al tendón es más brusco. Y, ¿por qué a veces nos duele el tendón y a veces no? La tendinitis de Aquiles es el efecto, cuyo dolor intentamos calmar. Pero si no actuamos sobre la causa, que son los gemelos y el sóleo, el dolor volverá. Si los gemelos tienen contracturas o tienen un acortamiento por no estirar, o los tenemos cansados y no corremos cómodos, no solucionaremos el problema del tendón de Aquiles.

Con esto quiero llegar a que lo más importante no es tratar la tendinitis de Aquiles, sino evitar aquello que la produce. Dicen que el cuerpo, si se trata bien, puede durar toda la vida. Tratemos bien a nuestro tríceps sural:

Estirar bien los gemelos y el sóleo después de entrenar, utilizar calzado con amortiguación para evitar el impacto (amortiguación, pero no excesivamente blanda si tienes sobrepeso, para que el recorrido del talón durante la amortiguación no sea demasiado grande), masajear los gemelos (con cariño), darles descanso, acudir al fisio (si acostumbras hacerlo) y evitar el calzado plano para que los gemelos no sufran. También es importante evitar calzado que vaya presionando contra el tendón de Aquiles, que si lo tenemos sensible, no le va a hacer ningún bien recibir golpecitos. Si nada de esto funciona, podemos usar las técnica clásica de achacarle a nuestra tendinitis crónica un mal resultado en una carrera.

6 comentarios:

Maloquesoy dijo...

El dichoso talón de Ulises. (Que bueno es tener cultura).

Tengo una cicatriz en forma de J que recorre el talón y asciende por la parte interna del tendón de la pierna izquierda.

Hasta que mi cuerpo dijo basta, aprendí a meterme grandes machacadas con dolor. Siempre con dolor.

Algún día, si coincidimos en un rodaje, te puedo contar la vida, obra y milagros de mi tendón de aquiles.

Saludos

khene dijo...

Muy lento tendrías que rodar para compartir un rodaje conmigo. De todas maneras, me encantaría ;-D

ojordo dijo...

rodaje lento??? me habeis llamado??? me apunto...dolor en el tendon de aquiles??? eso va aser er tornillo rumbabetico...como diria un amiguete mecanico en Venezuela

Pipe dijo...

lentos? dolores?
Pues mira que somos gente en el club, jeje.

Nel Valenzuela dijo...

Hola, creo q tengo algo en el tendon aquiles. DESDE lunes que duele por momentos al caminar, intente correr y volvi a casa rengueando. Yo soy corredora, estuve tres semanas sin entrenar por una amigdalectomia y el domingo pasado (hoy hace una semana) corri 10k por cemento y al otro dia tenia gemelo izquierdo muy dolorido, y luego aparecio dolor tendon. Esta como fibroso, mas ancho que el que esta bien y duele al ejercer presion. Estoy preocupada porque en 3 semanas corro 42k de montaña y no se que hacer!!. Pense q era un simple dolor y que iba a desaparecer pero va una semana con dolor y sin poder entrenar. Es mi primera lesion y justo antes de una carrera importante, no se que hacer

khene dijo...

Hola Nel, a un correlega de Correr en Galicia, el médico le contó que existe una relación entre las afecciones de la boca y la garganta y los gemelos y el tendón de Aquiles. Quizá sea lo que te pasa a ti. Si vas a correr un maratón de montaña, ya sabes que la cabeza nos juega malas pasadas y que nos aprecen dolores donde no hay nada. Si es así, en cuanto empieces a correr te pasarán todos tus males. Si es algo serio, ya te pedirá el cuerpo que pares.